Un momento..

Consejos para enseñar a un perro a pasear

Enseñar a un perro a pasear no suele ser un gran problema..

¡Para ver más contenidos de este tipo, descarga PerdiMiAnimal gratis para tu celular!


Consejos para enseñar a un perro a pasear

Enseñar a un perro a pasear no suele ser un gran problema..

Ahora bien, lograr que pasee siempre tranquilo y sin tirar de la correa ya es otra cosa. De hecho, algunos propietarios pasan de pensar “Mi cachorro no quiere pasear” a encontrarse con el problema de "Mi cachorro no sabe pasear tranquilo y siempre tira de la correa" Vamos a ver algunos consejos básicos para enseñar a tu perro a pasear.

Habituación al collar o arnés y a la correa

En los cachorros, es importante entrenar la habituación al collar o a la correa antes de salir a la calle por primera vez.

Para hacerlo, puedes ir poniéndole el collar o arnés a tu perro en casa durante ratos muy cortitos. Cuando se lo pongas, hazlo siempre acompañando la maniobra con premios comestibles. De esa manera, tu perro asociará el arnés o el collar a una experiencia positiva.

Habituación a los estímulos de la calle

Sobre todo aquellos perros que viven en entornos urbanos deben enfrentarse a multitud de estímulos sonoros, olfativos, táctiles e incluso gustativos en la calle. El humo, los coches, niños jugando en el parque, patinetes, bicicletas, motos, ruidosos autobuses, etc. son muchas cosas de golpe.

Para lograr que tu cachorro no se sienta abrumado por tanta estimulación (hecho que está en el origen de la preocupación a la que quiere dar soluciçón este post: “Mi cachorro no quiere pasear”), y que empiece a asociar todas esas novedades con sensaciones positivas, te recomendamos:

1. Antes de que tu cachorro tenga las vacunas necesarias para salir a pasear a la calle, sácalo en brazos y déjale que observe el mundo desde tu regazo. Eso le ayudará a ir habituándose.

2. Una vez tu cachorro ya tenga el permiso del veterinario para pasear, empieza por paseos cortos y en horarios y zonas tranquilas: no elijas, por ejemplo, los alrededores de un colegio a la hora de la salida de los alumnos.

3. Lleva SIEMPRE premios comestibles o juguetes contigo para ofrecérselos a tu perro durante el paseo, siempre que suene un ruido fuerte, pase un coche demasiado cerca, una bicicleta, un patinete, etc. La idea es que asocie todas esas cosas con una experiencia positiva.

4. No metas a tu cachorro el primer día en un corre-can: la experta en etología canina Alba Benítez, de SimiperroHABLARA.com, explica en este artículo los peligros del corre-can a la hora de enseñar a un cachorro y socializarlo correctamente.

5. Durante los primeros paseos, no fuerces a tu cachorro a hacer nada que no quiera si no deseas volver a preguntarte aquello de “Mi cachorro no quiere pasear, ¿qué hago?”. Recuerda que cada animal tiene un ritmo de adaptación diferente.

No tirar de la correa

Por último, es importante que enseñes a tu cachorro, desde el principio, a pasear tranquilo y sin tirar de la correa. Para ello:

1. Párate cada vez que tu perro tire de la correa y no le permitas avanzar: no le des tirones porque podrías hacerle daño. Simplemente, párate y no avances. La correa tiene que ser un límite claro para tu perro.

2. Llámalo desde tu posición parada para que vuelva a tu lado y entrégale un premio cuando lo haga.

3. Una vez tu cachorro esté de nuevo a tu altura, comienza a andar. Si vuelve a tirar de la correa repite el ejercicio.

Esperamos que, tras leer este post, hayas podido responder a la pregunta “Mi cachorro no quiere pasear: ¿qué hago?”.

Fuente: https://nutroexpertos.com